jueves, 30 de mayo de 2013

L'aube

Hagamos la mañana, amor.
Abre la ventana y deja salir la felicidad
que es nuestra cada noche.

A cambio deja entrar la luz
y juguemos con el aire
que escapa de tu risa.

Hagamos la mañana, amor. 
Hagamos que sea nuestro el mundo
esta alba y este día.

Cerremos los dedos, tesoro.
Cerremos los dedos alrededor del tiempo
que nunca nos dirá adiós.

Hagamos la mañana, amor.
Seamos perfectos como siempre fuimos
una última vez.


R

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada